El paciente está en su casa y desde ahí  interactúa con herramientas tecnológicas. Por este medio se hace un seguimiento, donde se registran datos de su estado de salud.

 

El equipo de profesionales de la salud atiende las situaciones de alerta que los pacientes generan, abordando el problema del paciente de acuerdo a los diferentes protocolos de atención establecidos.

La información que generan los pacientes, se almacena en la nube y está disponible para el equipo de profesionales de la salud, que en tiempo real atienden las situaciones de acuerdo a la información registrada.

El médico en una consulta con su paciente, le explica sobre los programas de seguimiento a seguir.

Así, se registra los datos del paciente en una plataforma tecnológica.

TELEASISTENCIA DOMICILIARIA